los grandes pintores de la segunda fase del Renacimiento italiano

Blog de Noticias

los grandes pintores de la segunda fase del Renacimiento italiano

11 junio, 2018 Cultura 0

Los grandes pintores de la segunda fase del Renacimiento italiano

El Renacimiento fue un movimiento cultural que se desarrolló en Europa en diferentes etapas y países durante los siglos XV y  XVI. En Italia la pintura fue el arte más representativo de ese movimiento. Donde Leonardo da Vinci, Rafael Sanzio, El Tiziano, Vecellio y Miguel  Ángel Buonarroti conforman los grandes pintores de la segunda fase del Renacimiento italiano.

Leonardo da Vinci nació en 1452 y murió en 1519. Fue más sabio que la generalidad de los hombres de su época. Como pintor, tuvo admirables conceptos de la belleza, su fantasía concibió las escenas más  hermosas y le dio vida al pintarlas. Sus escritos relativos al  arte, constituyen los fundamentos de la ciencia pictórica del artista. Su gran pintura es La Gioconda llamada también Mona Lisa.

Algunas otras figuras representativas de la pintura del renacimiento

Rafael Sanzio nació en Italia en 1483 y murió en 1520, de niño estudio con un pintor famoso. El discípulo fue mejor pintor que el maestro, pinto bellas madonas y frescos de temas religiosos e históricos. Algunas de sus pinturas fueron, Disputa del Sacramento, El Parnaso, la Escuela de Atenas, la Misa de Balsena y la Liberación de San Pedro.

Miguel Ángel Buonarroti, nació en Italia el año de 1475 y murió en 1564, fue Escultor, Arquitecto y pintor. Manejo en sus obras la fuerza de las masas y el volumen de la musculatura. En sus pinturas se aprecia la distorsión de los cuerpos. Lo que lo sitúa como uno de los primeros pintores en aplicar el manierismo. Sus obras más relevantes que lo sitúan entre los mejores pintores son, El Juicio Final y los magníficos frescos de la Capilla Sixtina.

Tiziano Vecellio, nació en Venecia en el año 1477. No cabe duda de que fue de los mejores su colorido no ha sido igualado por nadie y toda su pintura es admirable. Ya sea un retrato, una composición o un asunto religioso sus colores son en extremo expresivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *